serie

 

Concurso 100 minirelatos de amor y un deseo satisfecho

LETRA_N_2.html

3.- OTRA DESPEDIDA MÁS


Romántica

Sentado en la cama miró la mochila en el suelo. Observó su cara dormida. Acarició su mejilla suave y sonrió en el tacto. Le echaría de menos más que nunca. Su corazón golpeaba el pecho ante la inminente despedida. Prometió que le despertaría, recordó ese momento intenso y se estremeció de placer.

—Mi vida… —murmuró en su oído.

—Hmmm…

—Amor… —susurró besándole suavemente los labios.

—No… —Más consciente, la ansiedad bañó su corazón—. No… — Abrió los ojos.

Descendió, rozó su nariz y besó sus labios suplicantes.

—Lo sé…—dijo contra su boca. Lamió sus labios despacio y le besó la línea de la mandíbula, llegó al cuello.

Se abrazaron hundiéndose en el calor para mantenerlo en el recuerdo. Inspiró profundo, las lágrimas brotaron. Siempre se convencía de que no podría con otro adiós. Ahí estaba de nuevo.

Diana Alonso Muñiz



—Sé mi diosa. Mi vida. Mi esposa.

—¿Qué obtendré a cambio?

—Mil besos.

—¿Cuál es tu ofrenda?

—Mi corazón entero.

—¿Cuál tu promesa?

—Amor eterno.

      —Tómame. Soy tuya. Beberé todos tus besos. Respiraré cada latido de tu corazón. Te amaré eternamente. ¡Te amo!»

Noelia Amarillo

    

4.- ETERNIDAD